Puente del Sur (Distribución de productos de la economía popular solidaria)

EXPLOTAN, ADULTERAN, CONTAMINAN, DESOCUPAN,
¿HACE FALTA SEGUIR APOYÁNDOLOS?

NO COMPRES MÁS A LAS GRANDES EMPRESAS,
SUMATE A UNA OPCIÓN DE CONSUMO POPULAR Y SOLIDARIO

Queremos que te sumes a una propuesta de consumo responsable y solidario.

Te estamos pidiendo solidaridad, no ayuda. Son cosas distintas.
A pesar de que no consumimos todo lo que necesitamos, consumimos cosas. Y tu consumo, sumado al de muchos más, es un recurso económico enorme.
Te estamos proponiendo que reemplaces tu consumo habitual por productos de la economía popular solidaria. Son productos que se definen fundamentalmente por no generar acumulación privada de excedentes, es decir, no tienen ganancias empresariales.
La ganancia empresarial es la principal causa de nuestra situación económica actual, por eso es que decimos que no te pedimos ayuda; te proponemos que te solidarices.
Al reemplazar un producto de mercado por otro de la economía popular solidaria estás haciendo que pasen varias cosas:
Estás pagando mucho más trabajo: no hay plata que se va fuera del país, ni al sistema financiero.

Estás generando trabajo e ingreso para varias familias.

Estás fortaleciendo espacios de participación social.

Te beneficiás de productos hechos pensando en el que consume, trasparentes acerca de sus ingredientes y costos y hechos con el compromiso de mejorar paulatinamente la calidad y el precio.

Encontrá algunos de los productos de la autogestión en:

Puente del sur

Encuentro Soberania Alimentaria(Rosario – Santa Fe)

—————————————————————————————————-

Para mas información:

http://www.ellevante.org.ar/levante/proyectos/2012-soberania-alimentaria-dos-puntos/encuentro/

Alternativas al consumo

Opciones para desconsumir

No se trata simplemente de ahorrar, sino de evitar despilfarrar nuestro dinero dándoselo a grandes empresas, cuando podemos perfectamente obtener lo mismo con otros circuitos alternativos a los comerciales. Iniciamos con este post una serie de recomendaciones para conseguir lo que necesitamos sin comprarlo necesariamente:

  • ¿Realmente lo necesito?

Esta debería ser la primera reflexión previa a todo acto de compra. ¿De verdad necesito lo que voy a comprar? Y en tal caso, ¿qué precio estoy dispuesto a pagar y por qué? A menudo nos engañan con productos de diversas calidades y nos aseguran que es preferible gastar más dinero en una gama cara por su durabilidad, sus prestaciones… Cuando en realidad no hay más que una imagen de marca, teniendo en cuenta que en multitud de ocasiones es la misma firma la que produce la marca blanca más barata.

  • ¿Puedo pedírselo a un amigo, vecino o conocido?

Es sorprendente la cantidad de veces que compramos algo que vamos a usar apenas un par de veces, cuando en realidad podemos pedirlo prestado.

  • Webs de venta de artículos de segunda mano 

En internet podemos acceder a una amplísima oferta de páginas gratuitas donde los particulares ponen anuncios para vender directamente todo tipo de bienes: SegundamanoTablondeanunciosMilanunciosCasinuevo o cualquier otra que podamos googlear son un buen punto de partida para comparar precios(buscar opciones para tu país en el buscador y si no existe crearla).

  • Otra opción es el trueque

En Google podemos encontrar decenas de páginas de anuncios sobre trueque, si no tenemos cerca un amigo o conocido que tenga lo que necesitamos.

Con lemas como “tu basura es el tesoro de otro”, se proponen regalar todo aquello que tenemos en casa acumulando polvo o de lo que nos queremos desprender. Normalmente son grupos o foros abiertos en los que podemos ver todos los artículos que nos pueden regalar sin tener que pagar.

  • Si lo que necesitamos no es un bien sino un servicio, podemos recurrir a la nueva modalidad de Bancos de Tiempo 

Lejos de estar controlados por empresas privadas, suelen ser asociaciones de vecinos o fundaciones que tratan de evitar el dinero de la siguiente forma: Imaginemos que yo puedo dar clases particulares, así que me apunto en el banco de tiempo y, además de proporcionarme una cierta publicidad entre los vecinos, cuando imparta una hora de clase, podré cambiarla por una hora de, por ejemplo, el trabajo de un fontanero igualmente inscrito en el banco de tiempo. De nuevo los buscadores pueden ofrecernos los más cercano.

Además de ayudarnos a ahorrar, nos ayudan a relacionarnos con más gente, en lugar de simplemente ir al mercado, comprar y volver a casa.

Fuente http://elrevesdelatrama.wordpress.com/2011/01/02/desconsume-alternativas-al-consumo-1/

El consumo-arma (todo tiene su precio…)

 

Todo se desencadena, causas y efectos. Te compro un chicle acá, te lo estoy comprando también en Japón; me venden un faso en mi barrio, hace plata un transa de Nueva York.

Voy de compras, luego existo

La misma secuencia de discriminación se repite en cada ciudad y así seguimos, así marcha esta masa, así se va moviendo el cuerpo, voracidad desesperada por comer y regenerarse, por hacerte cada vez más ambicioso de la nada. Una nada que cada vez tiene más productos en el mercado, contaminación hasta en el espacio más pequeño, aceleración y apuro en todas las veredas, epidemias de frustración y agobio que se desparraman por banda ancha a velocidad de mil gygabites.

“Los milagros salen caros”, dice un pastor arriba de un Mercedes. Dios es la demanda, el diablo la naturaleza. Súmenle a eso un control total de nuestra existencia y nuestras voluntades, no podemos tirarnos un pedo en la calle porque a una vieja que le molesta el olor llamó al 911 y gracias al sistema de cámaras en todas las esquinas la yuta nos capturó de toque y nos llevó en cana de onda un par de horas. Se nos viene encima la Detroit de Robocop.

Sobre eso escribimos en el presente número. El consumo, desde todos los ángulos posibles, desarmándolo conceptualmente hasta hacerlo sangrar en nuestra vida de todos los días. Planteamos algunas confrontaciones, el consumo versus la vida, el consumo versus la razón. Cómo hay gente que no ve la vida más allá del precio y el valor monetario. Cómo hay muchos que se quejan de un modelo y tipo de robo y no de todos los robos. Y cómo el consumo también es un arma para profanar con violencia las jerarquías y sus modales.

Seguimos viviendo dominados, una clase sigue imponiendo su moral sobre otra, esa clase roba a otra pero legítimamente y bajo reglamento estricto. La economía sigue manejada por los mismos, la cuestión sigue siendo sectaria: hay un color de piel que somete a otro, que impone sus formas de ser… Y ese color es también un pensamiento, que nos obligó a creer que si no comprás no se puede vivir y que cada uno de nuestros actos tiene un precio y que todo es precio, hasta la muerte.

Editorial de la revista ¿todo piola? número 11

www.revistatodopiola.com.ar/

Agricultura familiar

Propuestos por las organizaciones del FORO

 

 

REFORMA AGRARIA INTEGRAL

Reconocer la función social de la tierra y su valor como fuente de la soberanía alimentaria y territorial, proteger el medioambiente y la biodiversidad, distribuir con equidad el uso de la tierra y la apropiación de la renta.
En forma urgente, limitar la concentración y extranjerización, frenar desalojos a familias de agricultores familiares y respetar los derechos de Pueblos Originarios.

POLÍTICAS PUBLICAS DIFERENCIADAS
Que garanticen la mejora de la calidad de vida de los agricultores familiares mediante el acceso a la tierra, agua, electricidad, vivienda, arraigo, vías de transporte, educación, salud, etc.

PRODUCCIÓN Y COMERCIALIZACIÓN
Facilitar el acceso a recursos financieros para la producción y acompañar el posicionamiento de los productos de la Agricultura Familiar ( Producción artesanal. Socialmetente justa, sustentable, natural, etc) para su comercialización mediante un régimen de exención y promoción.

SERVICIOS DE APOYO
Profundizar la asistencia técnica y la investigación tecnológica capacitando a los agricultores familiares para optimizar las producciones tradicionales de cada zona.

FORTALECIMIENTO DE LAS ORGANIZACIONES

Promover el desarrollo y la consolidación de organizaciones de Agricultura Familiar, fortaleciendo la participación y el control social sobre las políticas publicas integrales.

INSTITUCIONALIDAD
Insertar la agricultura familiar en un espacio institucional jerarquizado, estable, y autónomo que encauce los recursos para el sector, gestionado con la participación directa de las organizaciones de la Agricultura Familiar

ESTRATEGIAS

  • Diálogo permanente y Gestión en la SAGPyA, en el Congreso Nacional y ante los gobiernos provinciales.
  • Creación de una Subsecretaría de Desarrollo Rural para la AF dentro de la SAGPyA.
  • Creación e implementación, a través de las organizaciones, del Registro Nacional de Agricultores Familiares (RENAF)
  • Gestión para la puesta en funcionamiento del Plan Estratégico propuesto por las organizaciones que integran el Foro.
  • Participación activa en la Reunión Especializada de Agricultura Familiar del MERCOSUR (REAF).
  • Consolidación de los Foros Provinciales de Agricultura Familiar (FoPAFs).
  • Implementación de un Programa de Fortalecimiento del Foro y de las Organizaciones que lo integran.
  • Acciones para frenar la concentración y extranjerización de la tierra y el avasallamiento a los derechos de los campesinos y pueblos originarios.
  • Concientización y sensibilización a la ciudadanía sobre la necesidad de cambio en el modelo de desarrollo agrario, como base para lograr una vida digna para todos.

 

Que es el FoNAF?

La confluencia de más de 900 organizaciones que asocian a unas 180 mil familias de productores en todo el país, reunidos para consensuar y proponer alternativas de desarrollo rural con equidad e inclusión.

Organizaciones con historia de lucha en defensa de los intereses nacionales que al fin somos escuchados. Un espacio formal de concertación legitimado por la SAGPyA (resolución 132/06) donde las organizaciones interactuamos con los funcionarios de las áreas competentes.

Las organizaciones del Foro funcionamos con una Mesa Nacional(2 delegados por provincia y 2 de Pueblos Originarios), una Mesa Ejecutiva (2 delegados por región y 1 de Pueblos Originarios).

Fuente: www.fonaf.com.ar

4º Foro Nacional de Educación para el cambio social

 

3º ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE ESTUDIANTES
1º ENCUENTRO NACIONAL DE TERCIARIOS

8, 9 y 10 de Junio de 2012

Rosario – Santa Fe

Argentina

Las Facultades de Ciencia Política y RRII, Psicología, Humanidades (Escuela de Música) y Arquitectura, serán escenario del evento educativo del año. 15 PANELES, 40 TALLERES, 10 PASANTÍAS, presentaciones de libros, muestras fotográficas, editoriales autogestivas, proyecciones audiovisuales

 

 

 

– La inscripción es libre y gratuita.
– Cuenta con aval académico e institucional, y se entregarán certificados.
– Contaremos con la presencia de Osvaldo Bayer(Argentina) y Hugo Blanco(Perú).

 

Talleres
Medios alternativos de comunicación, Formación docente, Organización gremial, Salud Mental, Educación, Historia y Géneros, Memoria y Arquitectura, Relaciones del Trabajo, Colonialidad del saber, Extensión-Articulación, Educación en Cárceles, Sobre el Aborto, Derechos Humanos y juventud, Criminalización, Medios de comunicación y Juventud, Periodismo de investigación, Comunicación popular, Adicciones, Educación popular y cultura, Juventud y Organización política, problemáticas socioambientales.

 

Mas información en:

 

Red Tacurú

QUÉ ES LA RED TACURÚ

TACURÚ, Red de Economía Solidaria es una herramienta de organización y discusión colectiva.

>> Surge de la iniciativa de un grupo de organizaciones de trabajadores desocupados, trabajadores autogestionados, movimientos campesinos, grupos de estudiantes y graduados, entre otros, que en forma articulada buscan dar respuesta al problema de la comercialización de sus producciones y servicios, promoviendo la organización de un consumo responsable.

>> Es un espacio abierto para el encuentro entre productores y consumidores en busca de construir lazos de economía social solidaria.

Hay tres principios que se impulsan desde la Red Tacurú:

>>> Trabajo digno y autogestivo
>>> Producción ecológica
>>> Elaboración sana

 

OBJETIVOS DE LA RED TACURÚ

·         Fortalecer el trabajo digno y autogestivo, la producción ecológica y la elaboración sana y artesanal.

·         Construir vínculos sociales de confianza, solidarios e igualitarios.

·         Promover el encuentro directo entre productores y consumidores, evitando intermediarios innecesarios.

·         Fomentar la organización para un consumo responsable, a través de la organización de núcleos de consumo.

·         Reflexionar sobre cómo, quiénes y bajo qué condiciones se produce lo que consumimos.


>> La red como proyecto político nace de las propias prácticas solidarias ya existentes en las organizaciones que la conforman, que son la
expresión de otra forma posible de relacionarnos.

>> La Red Tacurú, como otras experiencias de la economía solidaria, plantea una forma alternativa de organizarnos (ya sea para producir,
intercambiar o consumir) basada en valores como la solidaridad, la equidad, la confianza y el respeto por la naturaleza y el medio ambiente
en que vivimos.

>> Uno de los objetivos principales de la Red Tacurú es la comercialización de los productos y servicios de las organizaciones que la
integran. Pero la Red no se reduce a ello sino que apunta a la construcción de un proyecto político de economía alternativa y transformación
social basado en criterios de economía solidaria.

>> Como una herramienta de discusión y organización colectiva la Red Tacurú plantea como indispensable la reflexión y discusión en
torno al nuestras prácticas, fortaleciendo la generación de un consumo crítico y responsable.

>> La propuesta es que todos aquellos que estén interesados en apoyar este tipo de experiencias y consumir estos productos, se organicen y
puedan hacerlo a través de la Red Tacurú.

Para ingresar a la red:  http://www.redtacuru.com.ar

 

Soberanía Alimentaria

El hambre en el mundo tiene causas políticas y las medidas para superarlo deben estar basadas en la justicia y la verdadera solidaridad y no en un asistencialismo perverso

 

 

Se entiende como la facultad de cada Estado para definir sus propias políticas agrarias y alimentarias de acuerdo a objetivos de desarrollo sostenible y seguridad alimentaria. Ello implica la protección del mercado doméstico contra los productos excedentarios que se venden más baratos en el mercado internacional, y contra la práctica del dumping (venta por debajo de los costos de producción) .

«La soberanía alimentaria es el DERECHO de los pueblos, comunidades y países a definir sus propias políticas agrícolas, pesqueras, alimentarias y de tierra que sean ecológica, social, económica y culturalmente apropiadas a sus circunstancias únicas. Esto incluye el verdadero derecho a la alimentación y a producir los alimentos, lo que significa que todos los pueblos tienen el derecho a una alimentación sana, nutritiva y culturalmente apropiada, y a la capacidad para mantenerse a sí mismos y a sus sociedades» (Foro de ONG/OSC para la Soberanía Alimentaria de Roma).

Aumentar la producción de alimentos para superar el hambre es una falsa verdad. Esa lógica produjo más hambre y benefició a las empresas con mayores ganancias, las agroindustrias; quienes a través de la Organización Mundial del Comercio, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial pretenden el control total de las cadenas alimentarias.

Los cultivos transgénicos, los agrocombustibles, amenazan día a día nuestra soberanía alimentaria y afectan seriamente la economía de los pueblos. El método de producción agrícola sostenible ha sido sustituido por un método de producción comercial, planteado por las grandes trasnacionales.

Las políticas neoliberales impuestas dedican una mayor cantidad de tierras y recursos a la producción de monocultivos para la agro- exportación que para producir alimentos para el pueblo.

En los barrios de las ciudades ya casi no se produce y la calidad de los alimentos que se consumen depende del precio.

Exigimos un cambio de modelo contrario a los agro-negocios, un modelo que privilegie la agricultura comunitaria en los territorios, distribuyendo las tierras que están en manos de los que más tienen y menos producen para alimentar a los pueblos; facilitando el acceso al agua para todos y la apertura y mantenimiento de los caminos para el traslado de la producción.

El problema no es de producción de alimentos, sino de cómo se producen, quién los produce, cómo se distribuyen y cómo se tienen acceso a los mismos.

Para nosotros y nosotras, la SOBERANÍA ALIMENTARIA es el derecho que tiene cada estado y cada pueblo a la alimentación y a definir su modo de producción de alimentos de acuerdo con sus propias necesidades, dando prioridad a las economías y mercados locales y fortaleciendo la agricultura comunitaria. Alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles y producidos de forma sostenible y ecológica.

El deber de los Estados es definir sus propias políticas sustentables de producción, distribución y consumo de alimentos garantizando el derecho a la alimentación para toda la población con base a la pequeña y mediana producción, respetando sus culturas y diversidad, facilitando canales de difusión y de comercialización de las producciones, priorizando la compra de alimentos a las organizaciones en vez de a grandes empresas, promoviendo en las escuelas espacios de concientización y de formación en el derecho a la alimentación.

Proponemos fortalecer la producción comunitaria de alimentos sanos y exigimos una política integral.

BASTA DE MONOPOLIOS Y DE INTERMEDIARIOS EN LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS.

La tierra, el agua y los bienes naturales deben cumplir una función social, en manos de comunidades campesinas, indígenas y urbanas que produzcan alimentos para los mercados locales y no forraje para los animales del 1º mundo.

Para que este derecho sea realidad es indispensable la defensa de los territorios. No entendemos al territorio sólo como un espacio físico sino también como aquel lugar que abarca toda nuestra cultura, valores, memoria; donde viven los saberes y conocimientos sobre el manejo, uso y protección de nuestra madre tierra, de la biodiversidad, de los bienes naturales que nuestros antepasados nos han dejado y que nosotros seguimos defendiendo.

Hacer realidad la SOBERANÍA ALIMENTARIA es aquello que hacemos cotidianamente: preservar nuestras semillas originarias, valorar a las mujeres como guardianas de las semillas en la historia de los pueblos. Cuidar nuestras aguas y bosques, nuestra biodiversidad. Encontrar nuestra capacidad de producir alimentos también en la ciudad, capacidad que nos fueron quitando, que nos fueron negando.

Promover las ferias y los intercambios de la producción, exigir precios justos a nuestros productos, recuperar las comidas propias.

Seguir formándonos, movilizarnos, articular y construir alianzas, participar y fortalecer nuestras prácticas y nuestra organización.

SOBERANÍA ALIMENTARIA ES VOLVER A REENCONTRARNOS CON NUESTRA MADRE TIERRA en solidaridad con otros y otras en el campo y en la ciudad.

Resistimos contra aquellos que destruyen la producción de alimentos de base campesina y los mercados locales, contra aquellos que aniquilan la soberanía alimentaria y nos vuelven dependientes de compañías multinacionales. La agudización de la crisis climática, el alza en el precio de los alimentos y el aumento del hambre confirman la importancia de esta lucha.

Hoy, nos pronunciamos nuevamente en contra del modelo capitalista responsable del hambre en el mundo, el modelo de la agroindustria, la agro-exportación, el patentamiento de las semillas, la degradación de los suelos, el saqueo de los bienes naturales, la contaminación de las aguas, la comida chatarra en las ciudades, el consumismo, el enriquecimiento de unos pocos, el uso de agro-tóxicos, la fumigación de los territorios.

Ante este modelo, la agricultura rural-urbana es la única alternativa para superar el hambre y para visualizar otro modo de vivir, el buen vivir. La soberanía alimentaria nos aporta la esperanza y el poder para conservar, recuperar y desarrollar nuestro conocimiento y nuestra capacidad para producir alimentos basados en la cooperación, la integración y el diálogo con la naturaleza.

La única forma de cuidar nuestro planeta es sosteniendo una producción orgánica y ecológica, la que hacemos día a día los campesinos, los indígenas y los barrios de las ciudades.

Fuente: http://www.mnci.org.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=13&Itemid=10

El cuento de la economía verde

Capitalismo verde: Una «nueva mirada estratégica» ofreciendo lo mismo de siempre

 

El capital necesita hacer un ajuste ecológico o verde, pues ha tenido que reconocer los enormes impactos ambientales generados por su modo de acumulación y por la ideología del progreso que impulsa. Y lo hace porque los impactos también lesionan sus posibilidades de acumulación. El término con el que se entiende aquí de manera amplia esta variación o ajuste verde del capitalismo será capitalismo verde y hace referencia a una etapa del capital en la que se considera el mercado como el principal medio para responder a la crisis ambiental global.

¡Girasoles!, ¡osos, iguanas, animales exóticos!, ¡árboles, hojas o gotas de agua..!, son hoy imágenes recurrentes en propagandas de grandes empresas y de organizaciones que buscan mostrar ante la opinión un gran interés por las problemáticas ambientales y el futuro que le depara a la humanidad, a la vez que ocultan la realidad de una sociedad altamente consumista e inequitativa y los impactos socioambientales de la producción del capital.

Más allá del efecto que buscan, conviene mirar a qué responde ese andamiaje comunicativo. El capital necesita hacer un ajuste ecológico o verde, pues ha tenido que reconocer los enormes impactos ambientales generados por su modo de acumulación y por la ideología del progreso que impulsa (Gudynas, 2010). Y lo hace porque los impactos también lesionan sus posibilidades de acumulación.

El ajuste consiste en integrar la naturaleza y los seres como bienes escasos en el campo de los valores de uso, capitalizando (1) así las condiciones de producción para permitir la sostenibilidad del capital (O’Connor, 1994). Es decir, ya no se utilizan solamente como simples fuerzas productivas.

El término con el que se entiende aquí de manera amplia esta variación o ajuste verde del capitalismo será capitalismo verde y hace referencia a una etapa del capital en la que se considera el mercado como el principal medio para responder a la crisis ambiental global. ¿De qué manera? Integrando consideraciones ambientales en la economía y los procesos de producción y creando nuevos mercados, denominados verdes y limpios, ello para permitir la reproducción del capital y una salida a la crisis económica y energética, sin alterar las relaciones sociales y de producción del sistema capitalista.

El capitalismo verde se puede asimilar con lo que Escobar (1996) describe como la forma postmoderna del capital ecológico, refiriéndose con esta noción a la conquista semiótica de la naturaleza y la vida que posibilita el uso sostenible y racional del medio ambiente; o con el capitalismo benévolo de Gudynas (2010), que a través de “ajustes” ecológicos busca integrar la naturaleza en el mercado, mientras mantiene un modelo extractivista con profundos impactos sociales y ambientales. Gudynas advierte que ese capitalismo no niega sus impactos, ese no es su propósito; lo que pretende es sí “administrarlos”, compensarlos o amortiguarlos con programas sociales que permitirán legitimar el modelo y apaciguar la protesta social.

En este texto se verá entonces el capitalismo verde desde los diferentes “ajustes verdes” que pone en marcha el capital para resolver las siguientes necesidades de su proceso de expansión: limpiar la imagen de las tradicionales formas de explotación del capitalismo cuestionadas por sus impactos sociales y ambientales; concebir nuevos fundamentos para el modelo de crecimiento económico y así mantener vigente el paradigma del desarrollo, el cual se encuentra en crisis ante la incapacidad de responder a problemas ambientales generados por el mismo y a una mayor crisis civilizatoria que lo desborda; garantizar una mayor cantidad de recursos naturales y servicios ambientales para la reproducción del capital; y apaciguar la creciente protesta social y resistencia ligadas a las luchas por el agua, la soberanía alimentaria, la diversidad y la defensa del territorio.

El despliegue de los ajustes del capital se enmarca en la tendencia de dominar con sus leyes todo lo que pueda: eso implica ver la naturaleza, la diversidad o el conocimiento ancestral como nuevas formas susceptibles de ser explotadas, creadoras de ganancia y determinadas por el mercado. Un claro ejemplo de ello es el Pacto Verde Mundial promovido por el PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) en 2008, producto de una iniciativa para, promover un plan global para una “revolución industrial verde” que incentive las inversiones en una nueva generación de activos, como los ecosistemas, las energías renovables, los productos y los servicios derivados de la diversidad biológica, las tecnologías para el manejo de productos químicos y residuos, así como de mitigación del cambio climático y las “ciudades verdes” (edificios, construcciones y sistemas de transporte inocuos para el ambiente) (Cepal, 2010: 59).

En esta dinámica han surgido distintas categorías como: “crecimiento verde”, “ambientalismo de mercado”, “marketing verde”, “industrias verdes”, “economía verde”, entre otras, que hacen referencia a aspectos específicos del capitalismo verde, pero su expresión global y hegemónica se encuentra representada en los acuerdos promovidos en la CMNUCC (Convención Marco de las Naciones sobre Cambio Climático) (2) y en las medidas adoptadas por corporaciones, organismos multilaterales e instituciones financieras en relación a estos.

 

Es por ello que resulta importante identificar ¿cuáles son los caminos que toma el capitalismo verde para hacerse real y adquirir forma?, pasando de un discurso que maquilla la privatización del agua o la biodiversidad a una transición hacia nuevas tecnologías, formas de extractivismo cobijadas por perspectivas de desarrollo “limpias” y nuevos mercados con complejas formas de regulación que definen una “gestión” o “manejo” ambiental a partir de mecanismos financieros.

Para responder esta pregunta, se caracterizará la estrategia que viene implementando el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) en materia de cambio climático, dado que su enfoque, estrategia y operaciones permiten identificar tanto la expresión global de dicho ajuste, como también el papel que desempeñan los gobiernos nacionales, el sector privado, la banca y sectores de la sociedad civil de América Latina en el proceso de capitalización de la naturaleza y de puesta en marcha del ajustes verde en diferentes ámbitos (político, económico, técnico, financiero, institucional, etc.).

 

De acuerdo a esto se verá cómo la economía del cambio climático y el desarrollo bajo en carbono representan la expresión global del ajuste verde de los marcos políticos y económicos que permiten responder a las necesidades del capitalismo en su expansión y que son a su vez el marco de la estrategia aplicada por el BID en cambio climático. Estrategia que requiere contar con marcos de regulación internacionales que faciliten la canalización de recursos financieros hacia los países de la región latinoamericana, razón por la que se define un alto interés en la adopción de un acuerdo vinculante en la CMNUCC que de mayor fuerza al desarrollo de reformas políticas, legales, comerciales y financieras y de capacidades técnicas e institucionales que den mayor dinamismo a los mercados del cambio climático en la región.

Por último, se tratarán operaciones del BID que hacen concreta su estrategia en cambio climático, la cual tiene paralelos con los programas de ajuste estructural de finales de los 70 (Garzón, 2010), caracterizados por, el fortalecimiento del sector privado; el diseño de una arquitectura institucional a nivel de país que permita la aplicación de las prioridades identificadas desde el sector bancario; la elaboración y reforma de marcos normativos; los diálogos tripartitos (gobiernos, empresas, sociedad civil) en los cuales los bancos se han autodesignado como facilitadores para la negociación entre actores; la sustitución de regulaciones y principios para la protección de los derechos económicos, sociales, ambientales y culturales contenidas en tratados y convenios internacionales por débiles políticas institucionales; y la aplicación de “recetas” regionales sin atención a las particularidades de cada país (Garzón, 2010: 41).

De tal manera que en estas operaciones se delinea la manera en que se establece una relación entre diferentes actores y sus roles en el desarrollo de los diferentes ajustes verdes para definir y legitimar el mercado como principal forma de responder al cambio climático y alcanzar los objetivos del capitalismo verde en la ampliación de la matriz energética, un lavado verde del modelo extractivista y la implementación de una geopolítica del cambio climático que abra paso al capital transnacional para su entrada directa en aquellos territorios aun diversos y/o con un alto suministro de agua en la región latinoamericana.

El documento (*) consta de 4 secciones: Economía del cambio climático en América Latina, donde se abordan los fundamentos de las políticas de cambio climático; Desarrollo y cambio climático, en la cual se busca evidenciar la nueva dimensión que el desarrollo adquiere en su preocupación por el cambio climático; Estrategia del BID en cambio climático, donde se caracteriza la construcción del BID al respecto y los componentes de la estrategia; y Operaciones del BID en cambio climático: que muestra las reformas políticas en cambio climático, el fortalecimiento de la banca comercial y de desarrollo en el financiamiento climático, lavado verde del extractivismo y ampliación la matriz energética, y las organizaciones de la sociedad civil como agentes de mercado en la geopolítica del cambio climático.

Fuente: http://www.ecoportal.net/Temas_Especiales/Cambio_Climatico/Capitalismo_verde._Una_mirada_a_la_estrategia_del_BID_en_cambio_climatico

 

Mas información: http://www.radiodelmar.cl/rdm_2012/index.php/component/content/article/90-noticias/318-potente-critica-a-qeconomia-verdeq-de-naciones-unidas.html

Programas de radio para escuchar en linea y descargar sobre este tema:

http://www.rosalux.org.ec/es/mediateca/audios/191-capitalismo-verde

Pueblos en transición

Los pueblos, barrios, comunidades o ciudades en transición, transition towns en inglés, es un movimiento internacional de personas que, ante el previsible fin del petróleo y la amenaza del cambio climático, han empezado a organizarse en sus municipios y localidades para hacerles frente y ser autosuficientes.

El concepto fue creado por un estudiante, Louise Rooney, que asistía a clases de permacultura de Rob Hopkins, quien posteriormente llevó entre 2005 y 2006 esa idea a la práctica en su pueblo natal, en Totnes, Inglaterra.

Contruccion de earthship(El Jardín, sur de Argentina)

Desde entonces, el movimiento se ha extendido por todo el mundo, alcanzando las 100 comunidades en transición en septiembre de 2008, abarcando rincones desde Nueva Zelanda a Chile pasando por Italia, todas ellas encaminándose hacia una economía baja en carbono y libres de la esclavitud del petróleo. Esta red de personas se comunican y comparten experiencias, documentos e ideas principalmente en internet, pero la aplicación es obviamente el desarrollo local y la búsqueda de la autosuficiencia alimentaria y energética. Se trata de un experimento social a una escala masiva.

El objetivo principal del proyecto es dar a conocer modos de vida sostenible y construir y promover la capacidad local de respuesta ante el futuro y sus desafíos. Para ello, buscan métodos para reducir el uso de energía así como el aumento de su propia autosuficiencia. Por ejemplo, apuestan claramente por la soberanía alimentaria a través del cultivo y producción a escala local de alimentos, por lo que en los transition towns proliferan las huertas comunitarias.

Pueblo en Transicion(El Manzano, Chile)

Fuente http://www.ecologiablog.com/post/1369/que-son-los-pueblos-en-transicion-o-transition-towns

Información de wikipedia

http://es.wikipedia.org/wiki/Comunidad_de_transici%C3%B3n

Proyectos en Argentina

http://www.entransicion.com.ar/
http://eljardindelospresentes.bligoo.com.ar/

Video para saber más acerca de transición y decrecimiento

Para descargar e informarse

https://masconmenos.wordpress.com/material-para-descargar/